15/1/08

La mano del ventrílocuo


Todo el mundo pensaba que el listo era el cuervo, no el ventrílocuo, pero ¿y el cuervo? ¿Sabe el cuervo que es otro el que habla por su boca?

2 comentarios:

ElMonoLoco dijo...

Muy pocas ideas son nuestras, repetimos lo que otros dijeron (esto mismo, es algo que creo recordar ha expresado en algunas de sus viñetas "El Roto"), la mayor parte de las veces lo hacemos inconscientemente, otras las creemos propias pero no lo son; en otra epoca o en otra cultura hubiesemos pensado de forma opuesta... Somos cuervos. Lo curioso de los ventrilocuos es que parece que son pocos; pero con manos para muchos cuervos. Quizas solo maneja directamente un par de cuervos, el resto sigue el movimiento de los primeros a través de diversos procesos manipulativos...
Pienso que el ventrilocuo no es necesariamente listo, salvo en lo de saber manejar el cuervo y en como crear espectaculo.Llena la sala y la gente aclama encantada al encantador de serpientes, digo de cuervos.... No, no, es que es timido me dijeron, prefiere que la gente mire al cuervo; muchos diran, para ser un cuervo que listo es; hasta gracioso dijeron otros. Pues yo me he pasado la vida de lo mas entretenido, dijo otro que agotó su tiempo yendo de espectáculo en espectaculo.
Soy sólo un Mono, un mono, un mono loco; que usa mas sus manos que su pies, mas su cerebro que sus manos, y que cada dia le entran mas ganas de volver a subirse al arbol de donde un día bajó. Volver a saltar de rama en rama, a comer fruta hasta que le salga por los ojos, con el único temor de que un día un depredador le dé una muerte rápida.

La mano del ventrílocuo dijo...

Amigo mono, sabe usted bien que desde el día que mordimos la manzana, ya nunca podremos volver de nuevo al árbol.